La Asociación Nacional de Energía Solar (ANES) estima que debido a la creciente demanda en el mercado de generación distribuida (en casas, plazas e industrias) el número actual de 20,000 empleados aumentará un 50% en 2019.

Actualmente México tiene una capacidad de generación instalada inferior a un gigawatt y para atender la creciente demanda en un futuro requerirá mucho capital humano especializado. Y es que la energía solar en México es una industria joven que ha comenzado a ganar terreno con instalaciones domésticas e industriales.

La ANES estima que las empresas del ramo emplean a 20 mil personas en sus dos mercados: paneles para casas, plazas, industrias (generación distribuida) e instalaciones de grandes parques solares. En el país se generan 900 megawatts de electricidad al año con paneles solares para generación distribuida y mercado mayorista.

El sector terminó el año 2017 con 0.4 gigawatts colocados por generación distribuida. La organización prospecta que para 2019 podrían crearse 10,000 empleos adicionales que se sumarían a los 20,000 ya existentes. A largo plazo se calcula que si en el 2030 México contara con 20 gigawatts instalados por generación distribuida se crearían 1 millón de empleos.

El reto para México es justamente aprovechar la oportunidad de transformar su sector energético en uno que atraiga inversión y genere empleos de calidad y bien remunerados. Para lograr esto es necesario darle seguimiento a planes, proyectos y programas puntuales. Actualmente existen diversas leyes, políticas e incentivos para impulsar la demanda y la oferta de las tecnologías de energía renovable.

En los últimos años, el incremento en la utilización de paneles fotovoltaicos ha permitido la reducción gradual de los costos de esta tecnología, permitiendo una mayor penetración. Según Víctor Ramírez, director ejecutivo de la organización, hoy existen poco más de 200 empresas afiliadas a la ANES, aunque considera que todavía es una industria incipiente que está en crecimiento y generando empleos de calidad.

Los contratos de generación distribuida están principalmente en tres estados: Jalisco, Nuevo León y la Ciudad de México. En cuanto al potencial de energía solar, algunos estados como Sonora, Chihuahua y Baja California poseen extensiones territoriales y potencial suficiente para la instalación de capacidad de generación de electricidad a través de campos de concentración solar.

La radiación solar a lo largo de la costa del pacífico y los Estados de la región noreste permitiría incrementar la instalación de paneles solares en territorio nacional. Por ello, para poder tomar decisiones tanto en el mediano como en el largo plazo, es necesario realizar más estudios sobre la viabilidad técnica y financiera de estas fuentes, ya sea desde el nuevo Gobierno de México o desde la iniciativa privada.

Por fortuna hoy existen cerca de 90 carreras entre técnicas e ingenierías dedicadas a la industria de energía solar, destacan algunas como energías renovables, eléctrica y electrónica. Cada vez más empresas del sector buscan técnicos que sepan instalar equipos fotovoltaicos, equipos solares térmicos.

En Sistema Eco promovemos la unión entre academia, sectores público, privado y los tres niveles de gobierno para crear un mercado solar sólido y con ello transitar al uso masivo de las tecnologías renovables. ¡Ingresa a market.sistemaeco.org, contacta proveedores calificados y únete al movimiento por la sustentabilidad!