En años recientes, varios países han iniciado procesos de transición energética adoptando objetivos ambiciosos para avanzar hacia una economía con bajas emisiones de carbono y mercados energéticos competitivos.  La mayoría de los países del G20 han decidido ratificar su apoyo a los Acuerdos de París sobre el Clima (COP21), aprobando un plan de acción por el clima y la energía, para acelerar la transición hacia un futuro resiliente y bajo en emisiones de carbono.

 

Alemania está desempeñando un papel prominente en este proceso de transformación, al adoptar uno de los programas de transición energética más ambiciosos de todas las naciones industriales: la “Energiewende” (Revolución energética, en español), que consiste en cambiar la energía nuclear y el uso de carbón por energías renovables. En este sentido el país germano está siendo un ejemplo a nivel mundial.

 

Nuestro país tiene un PIB de casi 1,300 millones de dólares, y es la decimoquinta economía más grande en el mundo. México tiene una larga historia como importante proveedor de energía, principalmente de petróleo y gas natural, pero dada la crisis ambiental, es momento de acelerar el tránsito hacia energía renovable. Desde la década de los setenta, existe cooperación entre México y Alemania, destacan acuerdos bilaterales en protección ambiental y lucha contra el cambio climático.

 

Actualmente, la GIZ (Sociedad Alemana de Cooperación Internacional, por sus siglas en alemán) está trabajando en conjunto con México y algunas instituciones encargadas de promover la sustentabilidad energética en el país. México, junto con Brasil y Chile, son los países de la región que registran mayor inversión en energías renovables. El aprovechamiento de un emergente mercado de energía solar en México, implica esfuerzos de los actores políticos, económicos y sociales para acordar estrategias de desarrollo que permitan acelerar la transición energética, ya que actualmente el sistema energético mexicano está basado principalmente en combustibles fósiles que generan enormes cantidades de gases contaminantes.

 

Con 37 centrales solares en construcción y una inversión estimada de 5,000 millones de dólares, México apunta a convertirse en una potencia en el mercado de la energía solar gracias al actual marco regulatorio y a las condiciones geográficas envidiables. Y es que México es uno de los cinco países con mayor potencial fotovoltaico en el mundo: la cantidad de energía solar promedio que se recibe en el país es de 5 kWh por cada metro cuadrado al día, por lo que se estima que el potencial solar bruto representa alrededor de 50 veces el total de energía eléctrica generada en el país.

 

De acuerdo con Israel Hurtado, Secretario Ejecutivo de la Asociación Mexicana de Energía Solar (Asolmex), entre 2019 y 2020, se terminarán los casi 40 proyectos de construcción, lo que significa que tendremos 5,000 megawatts instalados y un ahorro de unos 5,000 millones de dólares. El reto para México es justamente aprovechar la oportunidad de transformar su sector energético en uno que atraiga inversión y genere empleos de calidad y bien remunerados. Para lograr esto, es necesario darle seguimiento a estos planes y programas.

 

Actualmente en el país existen diversas leyes, políticas e incentivos para impulsar la demanda y la oferta de tecnologías de energía renovable. México se comprometió a que, para 2024, generaría el 35% de la electricidad con energías limpias (hoy se genera el 80% de la electricidad a base de hidrocarburos). En este sentido, hay varias instituciones que financian sistemas fotovoltaicos para los sectores vivienda, pymes y negocios; entre ellas se encuentran el Infonavit, el FIDE (Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica), el FIRCO (Fideicomiso de Riesgo Compartido) y FIRA (Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura); estas instituciones cuentan con padrones de proveedores confiables y calificados.

 

En Sistema Eco también promovemos la unión entre los sectores público, privado, la academia y los tres niveles de gobierno para crear un mercado solar sólido y con ello transitar al uso masivo de las tecnologías renovables. ¡Ingresa a market.sistemaeco.org, contacta proveedores calificados y únete al movimiento por la sustentabilidad!